En el Perú se registran 70 mil casos de abuso infantil al año, entre ellos, por explotación sexual, según un informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) realizado en el 2006.

Hasta la fecha no se puede calcular la cantidad de niños, niñas y adolescentes que sufren a causa de la explotación sexual infantil pero se sabe que afecta a 8 regiones del Perú y es considerado un fenómeno por algunas organizaciones internacionales como la UNICEF.

Cabe señalar, que según el informe, se proyectaba en ese entonces que la cifra iba seguir subiendo con los años, por lo hasta la fecha, los casos deben haberse incrementado.

¿Cómo se produce la explotación sexual en menores de edad?

Este problema se produce en muchas ocasiones por medio de dos modalidades: la trata de personas y la utilización del menor en actividades sexuales, las cuales pueden llegar a producirse desde del hogar y por medio de familiares.

Existen muchos tipos de explotación sexual, desde la prostitución del menor hasta su coacción para la filmación de pornografía infantil que es distribuida en el mercado negro. Muchas veces los familiares son los responsables de que los menores lleguen a manos de proxenetas.

Por su parte, la trata de personas implica redes mucho más grandes y que están ligadas a bandas delincuenciales que captan, trasladan, recepcionan y/o retienen a los menores para su venta, prostitución, tráfico de órganos, entre otros.

Factores que predisponen a la explotación sexual infantil

Dentro de todos los estudios efectuados por organizaciones como Capital Humano y Social, Promsex y la UNICEF, lo que determina en gran medida la exposición de menores a la explotación sexual y trata de personas es la falta de recursos económicos que tienen las familias para que sus hijos puedan acceder a la educación y tener una proyección a futuro.

“Lejos de ser una opción de vida, la prostitución infantil es un callejón sin salida al que llegan producto de una infancia traumática caracterizada por la violencia en sus familias, el abuso sexual, la insatisfacción de sus necesidades básicas, la pérdida de valores y la ausencia de afecto”, se precisa en el informe de la UNICEF.

La falta de acceso a servicios básicos ocasiona que los menores terminen expuestos a la prostitución infantil y la trata de personas, en caso que sean captados por bandas organizadas.

También se suelen registrar casos en los que la familia “pasa por alto” o contribuye en la explotación sexual del menor para conseguir un ingreso adicional en sus hogares.

Una de las campañas que busca prevenir la trata de personas y la explotación sexual es la denominada “Yo le Pongo CERO a la TRATA”, impulsada por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (Minjus), el cual se llevará a cabo a partir de este año y tendrá un alcance de 80 mil escolares.

¿Cómo detectar cuando un menor es víctima de explotación sexual infantil?

Según la ONG CHS Alternativo, existen algunos indicios que pueden indicar cuando un menor está siendo explotado sexualmente. En primer lugar, si se observa que un menor de edad posee objetos de valor que no corresponden a los que no podría acceder por sí mismo, es posible que sea víctima de ESNNA.

También, si el menor deja de ir a clases o cambia su círculo de amigos repentinamente, además, si tiene una actitud extraña o reacia cuando tiene el celular o está en la computadora.

Además, es recomendable realizar una denuncia cuando se detecte el ingreso de menores a hostales u otros establecimientos en compañía de un adulto.

¿Dónde puedo denunciar actos de explotación sexual infantil?
Desde 2014 se pueden hacer denuncias a la línea 1818 del Ministerio del Interior como parte de la iniciativa para evitar la incidencia de estos casos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>